Náuseas o vómitos después de correr

¿Sufres de nauseas o vómitos al terminar tus carreras o entrenamientos más duros? Uff esto es algo muy molesto pero que a muchos corredores les pasa, déjame ayudarte con esto con algunos consejos para evitarlo!


Advertisements

Mientras que muchos corredores podrían sentirse algo preocupados por tener la sensación de vomitar al terminar una carrera.

Muchos otros, pueden sentir que un entrenamiento no fue lo suficientemente duro como para dejarlos con arcadas, por lo tanto se quedan con ganas de no haber entrenado suficiente. Déjame aclararte algo… sentir esto no es algo bueno!

Para evitar que tengas que sufrir esta situación, hoy te explicaré cómo prevenir las náuseas y vómitos luego de una carrera.

Advertisements

¿ES MALO TERMINAR DE CORRER CON NAUSEAS O VÓMITOS?

¿Entonces vomitar después de correr es tan malo como parece? Pues sí, esto puede ser perjudicial para tu cuerpo.

Los vómitos traen consigo el ácido del estómago, el cual puede dañar el revestimiento mucoso del esófago, lo que puede causar cierto dolor y afectar a la digestión.

No debes aceptar como algo normal, el hecho de vomitar después de una intensa sesión de ejercicios o una carrera.

Estos artículos también te pueden resultar útiles:

¿POR QUÉ SE PRODUCEN LOS VÓMITOS AL TERMINAR DE CORRER Y CÓMO EVITARLOS?

Explicar por qué se producen las náuseas o vómitos al terminar de correr es algo que se explica muy fácilmente.

El repentino cambio de esfuerzo como de dejar de correr duro al terminar un entrenamiento o carrera puede generar vómitos.

En cuanto se cruza la línea de meta o se culmina el intervalo final, el cerebro, los pulmones y el corazón pueden no estar listos para un cambio tan rápido de esfuerzo, y el estómago puede continuar en un estado de contratación.

Esta situación, puede hacer que te sientas mal; bajo un estado similar a la sensación de estar mareado.

Advertisements

Si esto sucede, asegúrate de que tienes un lugar fresco para recuperarte y evita sentarte inmediatamente después de esa carrera o duro entrenamiento.

Por lo menos, sigue caminando o trotando ligeramente para darle al cuerpo la oportunidad de adaptarse y prevenir los calambres estomacales que provocan luego las náuseas.

Para evitarlo los vómitos al terminar de correr, pues es fácil en un entrenamiento, pero no del todo posible en una carrera en donde lo estás dando todo.

Simplemente debes ir bajando la velocidad en forma paulatina, intentando no mantenerte demasiado tiempo en tu máximo de frecuencia cardiaca FCmax. Haciendo esto verás que podrás recuperar el aliento de una forma más segura y sin sentir esas molestas náuseas, o incluso llegando a vomitar.

Esperamos que estos simples consejos, sumadas a lo visto anteriormente, puedan ayudarte a evitar las náuseas y vómitos luego de correr.

¿Tienes alguna otra estrategia que funciona? Compártela en la sección de comentarios para que podamos sumar la mayor cantidad de potenciales soluciones como sea posible.

El puntaje de los Lectores
[Total: 7 Promedio: 4.4]

Deja un comentario