El EJERCICIO AERÓBICO VS ANAERÓBICO ¿CÓMO CORRER MÁS SIN CANSARSE?

Si estás leyendo este artículo, lo más probable es que hayas sido mordido por el bichito del running. Puede ser difícil de explicar, ya que de seguro has pensado que nunca ibas a terminar disfrutando de correr, pero de alguna manera algo ocurrió y ahora eres un corredor.

Ahora bien, al igual con que sucede con el entrenamiento con pesas, ciclismo o cualquier otro deporte, parte de ser un corredor es querer dar lo mejor que uno pueda, perseguir las metas, y seguir mejorando.

Por lo que conocer la diferencia entre el ejercicio anaeróbico y aeróbico puede marcar la diferencia cuando se trata de administrar todo el potencial el día de la carrera.

Cuando uno aprende a entrenar en un nivel adecuado, puede cambiar su entrenamiento para mejorar, y mediante el entendimiento de lo que cada uno de estos términos significa, puedes ser capaz de poner esos conocimientos en práctica y mejorar tus tiempos de carrera.

1

LAS BASES DEL EJERCICIO AERÓBICO Y ANAERÓBICO EN EL RUNNING

La base científica del entrenamiento aeróbico y anaeróbico es la siguiente: en el ejercicio, el cuerpo necesita descomponer el glucógeno y convertirlo en glucosa, para que pueda ser utilizado como energía o combustible.

Cuando el cuerpo tiene un suministro adecuado de oxígeno para este proceso, lo llamamos respiración aeróbica.

Puedes ver sobre la formación de ATP y el concepto de energía en este artículo:

FORMACIÓN DE ATP Y OBTENCIÓN DE ENERGÍA

Cuando no hay suficiente oxígeno, por ejemplo cuando uno está corriendo con todas sus fuerzas al final de una carrera de 5k, o entrena con pesas, se llama respiración anaerobia.

Cada uno de estos estadios tiene efectos totalmente diferentes en el cuerpo.

2

¿QUÉ ES CORRER EN FORMA AERÓBICA?

El entrenamiento aeróbico ocurre cuando el cuerpo tiene suficiente oxígeno. Como cuando sales a trotar varios kilómetros fáciles con tus amigos.

Cada vez que respiras, tu cuerpo utiliza de manera eficiente todo el oxígeno que necesita para alimentar los músculos y termina exhalando todo lo que tu cuerpo no necesita.

Cuando estás "entrenando aeróbicamente", los músculos tienen suficiente oxígeno para producir toda la energía que necesitas para la actividad que estás realizando.

EJERCICIO AEROBICO

Los productos de desecho de la respiración aeróbica son el dióxido de carbono y el agua. Estos subproductos son expulsados fácilmente por el simple hecho de respirar.

Al correr de este modo mejoramos nuestra resistencia aeróbica. Por esto es que este tipo de entrenamiento es tan importante para tu formación como corredor.

3

¿QUÉ ES EL ENTRENAMIENTO ANAERÓBICO?

La Respiración Anaeróbica se produce cuando no hay suficiente oxígeno disponible en la sangre.

En este caso, los músculos no tienen suficiente oxígeno para crear la energía que necesitan; por lo general se da por un aumento en el ritmo de carrera, al correr más rápido el cuerpo es incapaz de sostener el abastecimiento de oxígeno.

EJERCICIO ANAEROBICO

Cuando se corre en condiciones anaerobias, los músculos comienzan a descomponer el azúcar, pero en lugar de producir sólo CO2 y agua, también produce cantidades excesivas de lactato.

Por desgracia, el lactato es más difícil de “reconvertirse” en energía y tiene una importante desventaja, no se puede exhalar con la respiración como en el caso del CO2 y el Agua.

En ausencia de oxígeno, el cuerpo no puede limpiar el ion de hidrógeno adicional creado por el lactato y esto es lo que se genera la sensación de ardor o dolor en los músculos, luego de entrenar.

Entrenando de este modo mejoramos nuestra resistencia al lactato, logrando que tarde más en aparecer ese estado de fatiga tan molesto.

4

¿POR QUÉ NECESITAMOS CONOCER LA DIFERENCIA ENTRE AMBOS?

La importancia de entender estas definiciones es que así puedes mejorar tu eficiencia al correr.

Si comienzas a correr demasiado duro en medio de un entrenamiento o al inicio de una carrera, el cuerpo entrará en un estado anaeróbico, con producción de lactato.

Si en una carrera "corremos en forma anaeróbica" muy temprano, el cuerpo se fatigará pronto, y la capacidad para mantener el ritmo cae en picada.

Además se acumulará muchísimo lactato en los músculos, y tendrás que bajar muchísimo el ritmo para conseguir que el cuerpo vuelva al estado aeróbico.

¿Entonces esto es malo? Depende el momento, en una carrera lo es, pero en un entrenamiento es lo que buscamos para mejorar nuestras capacidades en futuras carreras.

Correr en forma anaeróbica es un excelente aliado para mejorar la resistencia a la fatiga.

Tuitealo a tus Amigos

Para aquellos que corren maratones o media-maratones; es decir carreras de fondo, el aprendizaje de la diferencia entre correr en forma aeróbica y anaeróbica es un punto absolutamente crítico.

Recuerda que mientras más rápido corras, más energía se quema.

Durante una carrera de fondo, el cuerpo necesita conservar tanto combustible como sea posible; si se corre más rápido que el umbral aeróbico (el punto en el que pasan de correr utilizando la respiración aeróbica a correr en forma anaeróbica) se quema combustible más rápido, y es más que probable que te termines fatigando antes de terminar.

5

¿CÓMO APRENDER A CORRER EN FORMA AERÓBICA?

Aprender a establecer y seguir un ritmo aeróbico y anaeróbico es una habilidad muy importante si quieres empezar a correr más rápido.

La forma más fácil de probar si están corriendo en condiciones aeróbicas es llevar a cabo lo que se denomina la "prueba del habla".

Mientras estas corriendo, trata de hablar con alguien en voz alta.

Si puedes hablar un párrafo corto sin demasiados problemas es que están corriendo aeróbicamente.

Si sólo puedes largar una oración antes de empezar hacer lo posible por volver a respirar una bocanada de aire, es que están corriendo demasiado duro, y es hora de reducir la velocidad.

El puntaje de los Lectores
[Total: 12 Promedio: 3.6]

Deja tu respuesta