¿CADA CUANTO CAMBIAR LAS ZAPATILLAS DE CORRER?

Mucha gente se suele preguntar con qué frecuencia deben renovar sus zapatillas para correr, a veces aparentan estar muy bien cuidadas y a veces no tanto. ¿Pero cuál es el fundamento real para hacerlo?

En el mundo del Running las lesiones pueden ocurrir por muchas razones, y tener (o no tener) las zapatillas adecuadas es un factor clave.

Francamente, hay innumerables opciones de calzado en cuanto a calidades, materiales, amortiguación, etc; por lo que centrarse en la forma de uso y la cantidad de kilómetros que realizan con ese calzado en particular son sus mejores indicadores.

1

HACER UN SEGUIMIENTO DE LOS KILOMETROS CORRIDOS

Conocer aproximadamente cuántos kilómetros han recorrido con esas zapatillas es un dato importante.

El promedio de la industria, de acuerdo con los investigadores y analistas del entrenamiento, establece que los corredores deben cambiar sus zapatillas cada 500-800 kilómetros corridos.

zapatillas-usadas

Eso significa que para los corredores moderados, aquellos quienes corren 3 salidas de 5 km por semana, da como resultado unos 780 kilómetros por año; por lo que deberías reemplazar sus zapatillas al menos una vez al año (al menos en este caso).

Algo que para algunas personas quizás pueda resultar un gran gasto de dinero, pero que tu cuerpo te lo agradecerá muchísimo.

2

EVALUAR EL AJUSTE ANTES DE CAMBIAR LAS ZAPATILLAS

El ajuste correcto es uno de los puntos clave.

Comprar zapatillas para correr con un ajuste inadecuado hará que ese ajuste estimule un desgaste que al final les hará cambiar la pisada, lo que puede conducir a una serie de lesiones como fascitis plantar, tendinitis de Aquiles, tendinitis rotuliana, ITBS (síndrome de la banda iliotibial) e incluso problemas de cuello. ¡Nada bueno como ven!

El análisis de esto puede ser tan simple como observar la suela, la entresuela, la parte delantera del pie, como calza al pie, y el tipo de amortiguación a usar.

Si eres un corredor pronador, las zapatillas con frecuencia se desgastan en el exterior, mientras que si tienes una tendencia a la supinación estas se gastaran en el interior del talón.

La supervisión de este patrón puede ser realmente útil, aunque no lo tomes como una regla, solo es un posible indicativo de su pisada, lo más importante es realizar los controles necesarios para establecer el tipo de pisada que realmente tienen.

3

LA IMPORTANCIA DE LA SENSACIÓN AL USAR LAS ZAPATILLAS PARA CORRER

Otro signo que indica que tu actual calzado para correr está listo para ser cambiado es si comienzas a sentir un poco de dolor, incomodidad, o sensibilidad en el talón, los dedos de los pies, la parte delantera del pie o el arco.

Hay una delgada línea entre el sentir una ligera molestia y la sensibilidad frente a la aparición de una lesión o tendinitis (inflamación crónica), por lo que debes mantenerte siempre alerta.

Un consejo a tener en cuenta? Investiga y conoce bien cuales son las partes que conforman una zapatilla para correr, esto te permitirá realizar una mejor compra en caso de ser necesario.​

el-ajuste-de-las-zapatillas-para-correr
4

LA ESTRATEGIA DE ROTACIÓN DE LAS ZAPATILLAS DE RUNNING

Para los corredores moderados y aquellos que corran decenas de kilómetros a la semana, deberían considerar una estrategia de rotación de calzado.

Esto implica la compra de dos o tres pares de zapatillas para correr y luego cambiarlas de manera uniforme en todas las carreras y circuitos.

Tener una estrategia de rotación de calzado asegurara el éxito de prolongar la vida útil de las zapatillas y eliminará la tensión y la presión sobre los pies del corredor aumentando así las probabilidades de que el entrenamiento sea óptimo.

Si quieres saber como comprar tus próximas zapatillas para correr lee el siguiente link:

¿CÓMO COMPRAR LAS ZAPATILLAS PARA CORRER CORRECTAS?

5

RESUMEN SOBRE EL CAMBIO DE ZAPATILLAS

Para ir dándole un cierre al tema de cambio de zapatillas para correr, como has leído a lo largo del artículo, es importante cambiar el calzado en forma regular.

Lo sé, termina siendo algo costoso, pero necesario si queremos hacer del running un deporte a largo plazo.

Si bien se suelen recomendar 800 km de media, todo depende del tipo de uso que le demos al calzado y principalmente de nuestro peso, un mayor peso gastará aún más el calzado y con más necesidad deberemos enfocarnos en el momento de cambiar el calzado.

En personas más livianas, y con un mayor entrenamiento, pueden exceder ese tiempo de uso.

En definitiva lo importante, más allá de los tips antes mencionados antes, es ver y evaluar el nivel de desgaste de las suela y la zapatilla en general, esto será particular para cada modelo de zapatilla y en función de quien la use.

El puntaje de los Lectores
[Total: 5 Promedio: 3.6]

Leave A Reply