El Running en Diferentes Superficies

¿Es mejor correr en la carretera, por la vereda, el pasto o la pista? ¿Somos más propensos a sufrir una lesión frente a una superficie u otra? Veamos cual es la mejor superficie para salir a correr.


A pesar de que correr en una acera a veces puede ser la opción más segura (para evitar el tráfico), el asfalto tiende a ser mínimamente más suave y por lo tanto un poco más liviano para el cuerpo que el hormigón o concreto.

Por lo tanto, si se está corriendo sobre una superficie dura, opta por las carreteras de ​​​​asfalto, siempre y cuando se trate de un camino seguro y sin mucho tráfico.

Las superficies más blandas como la hierba, la arena o los caminos de tierra son definitivamente más livianos para el cuerpo que el hormigón o el asfalto, pero esto no quiere decir que no existan riesgos de lesiones por un exceso de impacto.

La realidad es que los corredores también pueden sufrir una lesión en un terreno más suave, ya que no se puede proporcionar la misma estabilidad que una superficie más rigida.

Y si tienes un tipo de pisada pronadora (que giran hacia adentro), aún más, podría aumentar la tensión en los músculos y las articulaciones; lo que al final lleva a una lesión.

LA IMPORTANCIA DE CAMBIAR DE SUPERFICIES AL CORRER

Los corredores sanos deben variar siempre sus superficies de entrenamiento, con el fin de mejorar su fuerza, equilibrio, y ayudar a evitar lesiones.

Priorizando la seguridad arma tus rutas haciendo algunas carreras de montaña o cuestas, algunas corriendo en el asfalto, algunos tramos sobre tierra, e incluso corre un poco sobre las veredas si es necesario.

Incluso correr en la playa es una forma divertida de mezclar tu rutina de running.

Ahora, si estás entrenando para una carrera, es bueno hacer la mayoría de los entrenamientos en el mismo tipo de superficie en donde realizarás la carrera.

ALGUNOS CONSEJOS PARA EQUILIBRAR LOS ENTRENAMIENTOS

  • Si corres con frecuencia por la misma ruta, cada día invierte el sentido de ruta (si un día empiezas por la izquierda, otro día empieza por la derecha). Esto evitará cualquier sesgo en la carretera, por lo que estarás haciendo hincapié en ambos lados del cuerpo por igual.
  • Si acabas de recuperarte de una lesión y estás preocupado por una recurrencia, lo mejor sería que corras en una pista de goma, esto ofrecerá una superficie de nivel, así como una buena amortiguación.
  • Ahora si no tienes la suerte de tener una pista cerca, comienza corriendo sobre una superficie regular de pasto.
  • La mayoría de las cintas de correr tienen cierta amortiguación, por lo que otra buena opción si estás volviendo a correr después de una lesión o eres propenso a las lesiones y deseas reducir el impacto es usarlas, al menos al principio.
  • Las cintas de correr son también la mejor opción si las condiciones climáticas son demasiado extremas para un entrenamiento seguro.
  • Se puede simular mejor el correr al aire libre, si estableces en la cinta de correr una inclinación mayor al 1%. Pero una vez más, no querrás hacer todos sus entrenamientos en la cinta para correr, ya que es posible que luego tengan dificultades para adaptarse cuando vuelvas a correr afuera.

Como conclusión podríamos afirmar que variando las superficies donde sales a correr, esto ayudará a prevenir lesiones y evitará el aburrimiento. El resto queda en tus manos, o en tus pies mejor dicho!

Ah también te puede interesar alguno de estos artículos, no te los pierdas!

Deja un comentario