Correr al aire libre o en cinta de correr ¿Qué es mejor?

¿Tienes una cinta para correr en tu hogar y deseas sacarle el máximo? ¿Quizás estas por comprar una? ¿O bien la vas usar la cinta para correr por cuestiones climáticas? No importa el motivo, aquí te explico que es mejor, si correr en cinta o al aire libre!


¿Es mejor entrenar en cinta para correr o correr al aire libre? Esta es una pregunta común y a pesar de que existen opiniones en conflicto, una investigación científica ha demostrado que correr en cinta es más o menos lo mismo que correr al aire libre, al menos si hacemos algunos ajustes que veremos más adelante.

De hecho, hay algunos tipos de ejercicios que pueden hacerse mejor en una cinta que al aire libre.

Sin embargo, correr en una cinta tiene sus desventajas, y para algunos corredores, correr un kilómetro en una cinta se siente cómo hacer 10K al aire libre, y sucede al revés para otros.

Por lo tanto, en este artículo, voy a mostrarte las ventajas y desventajas potenciales de correr en cinta, lo que espero que ayude a tomar decisiones y ajustar o mejorar tus entrenamientos.

CORRER AL AIRE LIBRE o ENTRENAR EN CINTA PARA CORRER

Lo primero que tenemos que examinar es si correr en una cinta es igual a correr al aire libre.

Por un lado, en una cinta de correr, esta se está moviendo debajo de nosotros y no existe la resistencia al viento que el cuerpo debe contrarrestar, por lo que debería ser más fácil el entrenar allí, no?

Es más, al aire libre, las piernas tienen que impulsar el movimiento hacia adelante mientras corremos contra la resistencia del viento.

Afortunadamente, la investigación científica ha demostrado que fijando de la cinta de correr a un grado mayor a 1, (es decir, darle algo de inclinación) se refleja en forma cercana los costos de energía y simula muy bien el hecho de correr al aire libre.

cinta-vs-aire-libre

Por lo tanto, si ajustas la cinta de correr a una cierta inclinación (siempre y cuando tu modelo lo permita), se puede compensar la falta de resistencia al viento y la cinta en movimiento.

Incluso se ha demostrado que el VO2 max es el mismo, lo que demuestra claramente que correr en una cinta es tan eficaz como hacerlo al aire libre.

Por otra parte, los patrones de bio-mecánica no cambian cuando los sujetos de prueba corrieron en una cinta. Por lo tanto, podemos concluir que correr en una cinta tiene el mismo efecto que hacerlo al aire libre siempre y cuando se pueda inclinar por encima de 1°.

BENEFICIOS DE CORRER EN CINTA FRENTE A CORRER AL AIRE LIBRE


Ahora que sabemos que correr en la cinta y correr en al aire libre es casi lo mismo, podemos establecer cuando es mejor entrenar en la cinta y cuando al aire libre.

CUANDO EL CLIMA ES MALO ES BUENO USA LA CINTA DE CORRER

Este es el beneficio más evidente cuando nos decidimos en comprar una para correr. El lograr un buen entrenamiento en cinta de correr es mejor que sufrir innecesariamente de un día de frío o calor extremo, incluso en días de tormenta o nieve.

UNA CINTA DE CORRER ES BUENA PARA SIMULAR EL RITMOS DE CARRERA

Uno de los beneficios únicos de una cinta de correr es la capacidad de simular la velocidad objetivo de carrera.

Muchas de las cintas de correr más avanzadas permiten crear nuestro propio perfil de entrenamiento, el cual se puede utilizar para simular el recorrido y ritmo exacto para el cual estás entrenando.

Sólo hay que programar la máquina, ajustar manualmente los niveles de inclinación basados en tu rutina y ya puedes entrenar cualquier día de la semana replicando tu ritmo objetivo.

Eso sí, esto no es la carrera real, hay factores climáticos y ambientales, que se presentan al correr al aire libre y que no se pueden experimentar en una cinta

LA INGESTA DE LÍQUIDOS Y CARBOHIDRATOS

Como he discutido muchas veces, es fundamental que durante el entrenamiento puedas hidratarte e incorporar carbohidratos, con el fin de enseñarle a tu cuerpo cómo comer y beber sin la necesidad de parar.

Al correr al aire libre, esto puede ser una molestia de logística.

El entrenamiento en un recorrido regular en la cinta les permitirá practicar el comer y beber sin disminuir la velocidad. Mientras que la cinta hará que el acto de comer o beber sea más fácil, al menos desde un punto de vista logístico.

DESVENTAJAS DE CORRER EN UNA CINTA


Mientras que correr en la cinta puede tener algunas ventajas únicas, también puede ser perjudicial para tu desarrollo a largo plazo si lo único que haces es realizar este tipo de entrenamiento.

Estas son algunas de las áreas específicas que debe tener en cuenta si eres es un corredor habitual de cinta:

NO SE APRENDE CÓMO LLEVAR EL RITMO EN UNA CINTA

Cuando se corre en una cinta de correr, es fácil “adaptarse y olvidarse de establecer el ritmo”.

Desafortunadamente, al entrenar en una cinta para correr no aprendemos cómo encontrar y mantener correctamente nuestro propio ritmo de carrera. Simplemente nos limitamos a seguir el ritmo que el equipo de entrenamiento nos ofrece.

Como consecuencia de esto, se impide el desarrollo de los esfuerzos internos y los instintos de estimulación, que nos vuelven un corredor completo y experimentado.

LA CINTA PARA CORRER ES ABURRIDA

Para la mayoría de los corredores, correr en la cinta es aburrido. Sin paisajes que adornen la vista, es demasiado fácil mirar el reloj cada 30 segundos y desanimarse por el poco tiempo que ha pasado desde el último vistazo al reloj.

En este sentido, cuando estamos realizando una dura sesión de ejercicios al aire libre, se puede “sentir” la línea de meta cada vez más cerca y se tiene una sensación más natural de la distancia restante.

En una cinta de correr, tu mente no puede visualizar la línea de meta, por lo que se hace más difícil concentrarse cuando el ritmo se vuelve difícil y necesitas empujarte a ti mismo con un baldazo de motivación.

CONCLUSIÓN: ¿ES MEJOR CORRER AL AIRE LIBRE O USANDO UNA CINTA PARA CORRER?

En mi opinión, no es malo correr en una cinta; pero como todo en la vida, hazlo con moderación.

La cinta de correr puede ser una gran herramienta de entrenamiento y algo esencial para aquellos que vivan en climas fríos o húmedos (fríos y calientes).

Sin embargo, no descuides las habilidades específicas que necesitas para desarrollarte como corredor mediante el entrenamiento al aire libre. Este es el entorno real en el cual te prepararás para la carrera.

Por lo tanto divide los entrenamientos entre la cinta de correr y la pista, plaza o lugar donde habitualmente salgas a correr; hazlo del mismo modo que diferencias tus entrenamientos de fuerza, resistencia o velocidad.

Veras que pronto te volverás un mejor corredor o mejor corredora.

Deja un comentario