Repeticiones Forzadas: la técnica de los fisicoculturistas

0

Las Repeticiones Forzadas es una técnica avanzada de fisicoculturismo utilizada para evitar las mesetas de entrenamiento. Son un método muy común para intensificar el entrenamiento en el gimnasio.

Una repetición forzada se realiza al final de una serie y después de alcanzar el fallo muscular, que es el punto en el que ya no se puede realizar ninguna repetición más. Eso si, tengan en cuenta que para llevar a cabo esta técnica avanzada de fisicoculturismo debemos contar con la asistencia de un compañero de entrenamiento.

Método de entrenamiento con repeticiones forzadas

En pocas palabras, se deben realizar tantas repeticiones como les sea posible, luego de llegar al fallo muscular, su compañero les ayudará a completar algunas repeticiones más hasta llegar al punto en el que ya no pueden mover el peso por su propia cuenta.

Su compañero sólo debe darles la asistencia suficiente para mantener la carga en movimiento. Una vez que él les ha ayudado a elevar la barra o mancuerna, ustedes deben bajarlo por sus propios medios.

repeticiones forzadas

Las repeticiones forzadas deben permitirles realizar un máximo de tres repeticiones adicionales. Hacer más que eso significa que su compañero está haciendo la mayor parte del esfuerzo.

Cuando se aplica correctamente, cada repetición adicional nos transporta más allá del punto de fallo lo cual es algo extremadamente duro. Por esta razón es importante que su compañero de entrenamiento a su vez conozca el sistema para que no les dé demasiada ayuda o que esta no sea suficiente.

Este nivel de entrenamiento, inusualmente alto, tiene un alto impacto en los músculos, por desgracia, si no se utiliza a conciencia puede que nos haga caer en un cuadro de sobreentrenamiento. Se necesita mucha experiencia y usarla de manera eficaz. Por esto también les decíamos que nuestro compañero de entrenamiento tiene que tener al menos un poco de experiencia también, ya que no es fácil estimar el balance correcto y el apoyo necesario.

Si ya se han decidió a probarlas resta decirles que utilicen las repeticiones forzadas esporádicamente, solo cuando se necesitan cambiar ciertos factores de su rutina de ejercicios o cuando se necesita salir de algún estado de estancamiento.

Un ejemplo de repeticiones forzadas:

Supongamos que están realizando su rutina habitual en el Press de banco plano llegando a hacer 8 repeticiones en forma correcta, pero fallan en la 9° con la barra en la mitad de su recorrido. En ese momento deben seguir empujando junto con su compañero de entrenamiento quien deberá proporcionarles la menor ayuda posible hasta que se complete la repetición.

Conclusión

Por ultimo pero no menos importante, no realicen el entrenamiento de repeticiones forzadas para todos los ejercicios de su rutina, solo deben aplicarlo en un ejercicio (o a lo sumo dos) por área entrenada. Para todos los otros ejercicios lleguen simplemente hasta el punto de fallo muscular.

El puntaje de los Lectores
[Total: 3 Promedio: 3.7]

Deja tu Respuesta