¿Por qué es importante precalentar antes de entrenar?

0

Comenzar a entrenar en cualquier deporte sin precalentamiento es algo común para muchos principiantes. Ya sea por desconocimiento o desinterés pocos lo realizan, a pesar de que sea uno de los aspectos más importantes del entrenamiento.

Descubramos juntos por qué este proceso es tan importante, les daremos algunos consejos para que puedan realizar el precalentamiento lo más eficientemente posible y puedan así, aplicarlo a su vida deportiva.

Los beneficios del precalentamiento muscular antes de entrenar

Cuando precalentamos los musculos, nuestro cuerpo comienza irrigar un mayor volumen de sangre fresca rica en oxígeno, se eleva la presión arterial y el ritmo cardíaco, y se estimula la eliminación de los residuos producidos en el musculo por el entrenamiento realizado.

El “precalentamiento”, y como su nombre lo indica, es el proceso por el cual elevamos la temperatura del cuerpo, evitando que el cuerpo este sobrecargado de trabajo y lo prepara para el trabajo pesado.

Como se pueden imaginar, esta preparación reduce el riesgo de lesiones.

¿Cómo precalentar antes de hacer pesas?

Hay muchísimas formas diferentes de hacer entrar el cuerpo en calor para encarar nuestro entrenamiento, ya sea que entrenemos con pesas o hagamos cualquier otro deporte.

Unos pocos minutos de cardio en la caminadora o en la bicicleta fija pueden ser útiles siempre que no se exagere la cantidad realizada.

Sin embargo, cuando desean realizar un precalentamiento lo más eficaz posible, es crucial la especificidad del proceso.

Esto significa que si uno calienta la parte superior del cuerpo para una sesión de entrenamiento con pesas, es lógico que la fase inicial de carga consista en actividades llevadas a cabo sobre esa zona.

Ejemplo de calentamiento antes de entrenar

Podemos empezar con 5 a 10 minutos de actividad cardiovascular. Luego proceder a incorporar peso. Utilizando una carga ligera, hacer 1 a 2 series de un ejercicio libre de carga, dirigidos a los grupos musculares que planean entrenar.

Entonces para el primer ejercicio de cada grupo muscular, hacemos una serie de calentamiento antes de cargar el peso a realizar.

Por ejemplo, si deciden trabajar pectorales con alguno de los ejercicios de pecho de nuestra guía, hacemos un ligero calentamiento con una serie de 10 a 20 repeticiones solo con la barra y sin discos antes de comenzar nuestra serie real.

Si luego continúan con otro ejercicio diferente para pectorales, no es necesario que vuelvan a realizar la serie de calentamiento.

Últimas sugerencias

Si tienes un entrenamiento de mucha carga, intenta hacer progresivamente una o dos series adicionales antes de llegar al peso real de la rutina.

La hora del día también puede ser un factor a tener en cuenta. Una sesión en el gimnasio a las 9:00 de la mañana probablemente requerirá una entrada en calor mayor a la que realizaríamos al final del día, ya que los músculos están ligeramente más “dormidos” al amanecer.

Nunca olviden calentar completamente todos los músculos circundantes antes de pasar las cosas serias.

Por ejemplo, si usted ha programado un Press de banco para hombros, van a solicitar el deltoides, pero el tríceps, cuello y trapecio también tomarán parte en el esfuerzo. Por lo tanto también deben de prestar especial atención al calentamiento muscular de estos grupos musculares secundarias.

El puntaje de los Lectores
[Total: 4 Promedio: 4.3]

Deja tu Respuesta