¿Entrenar de pie o sentados?

0

Seguramente hayan notado que muchos ejercicios de entrenamiento de fuerza se pueden realizar tanto de pie como sentados. En la estrategia general del fisicoculturismo, la diferencia entre los beneficios de hacer un ejercicio mientras se está sentado o de pie es probablemente mínima, pero también sabemos que son las pequeñas cosas lo que separan lo bueno de lo excelente. Cada vez que cambien la forma de ejecutar un ejercicio, ya sea el ángulo de trabajo o la posición del cuerpo, los músculos se ejercitan de una manera ligeramente diferente. ¿Cuál es la diferencia entre estar de pie o sentado al momento de realizar el ejercicio?

Las ventajas de la posición de sentado en el ejercicio físico

Aparte de aquellos en los cuales utilizaremos máquinas, la mayoría de los ejercicios que se pueden realizar sentados o de pie son para la parte superior del cuerpo. La diferencia más notable entre las dos posiciones es la participación del torso y las piernas. Sentado, especialmente con el apoyo de la parte posterior de nuestro cuerpo, tenemos la ventaja de eliminar el potencial de la región lumbar. Esto nos permite centrarnos más intensamente en el músculo en lugar de mantener las rodillas flexionadas y la espalda recta para evitar lesiones. Incluso, la eficacia e intensidad de los movimientos sentados pueden ser superiores a las de las versiones en vertical. La falta de participación de la parte inferior del cuerpo puede evitar que el movimiento sea del tipo “engañoso”, es decir, no podremos utilizar las piernas o la espalda para dar un impulso en las últimas repeticiones, sino que deberemos utilizar una ejecución sumamente estricta. Esto deriva en una manera más segura de entrenar y un enfoque más profundo en el entrenamiento de un grupo muscular en particular.

Los beneficios de entrenar de pie

Entonces, y en base a lo anterior, entrenar sentado es lo mejor? No del todo. Puede ser deseable trabajar de pie, lo que conduce a una mayor participación de todo el cuerpo ya que se utilizan los músculos estabilizadores en mayor proporcion. En comparación con estar sentado, las piernas, abdominales y la espalda estarán más involucrados cuando los ejercicios se realizan de pie. Por ejemplo, los músculos de la pared abdominal, forman un cinturón lumbar natural alrededor de la parte inferior del torso y ayudan a mantener la columna vertebral correctamente alineada. La fuerza de esta región es crítica para la salud de la espalda y las acciones cotidianas, como agacharse, levantar peso o permanecer de pie. Sin embargo, sería prudente tener cuidado al levantar una carga por encima de la cabeza, especialmente cuando se está parado. No sólo el control se convierte en un problema, sino que aumenta la tensión puesta en la columna y más precisamente en la zona lumbar. Y si la región lumbar no está bien mantenida en su lugar por los músculos de la parte inferior del pecho, el riesgo de lesión aumenta.

¿Entonces entrenamos sentados o de pie?

Si desea enfocar todos sus esfuerzos en un grupo muscular, se recomienda la versión del ejercicio sentado. Ahora si su objetivo es involucrar un mayor número de músculos, incluyendo los utilizados para la estabilización, la realización de los ejercicios de pie será más interesante. Sean cuales sean sus objetivos, los beneficios de la variedad son mayores que los de la posición absoluta, es decir sentado o de pie. En otras palabras, un programa de entrenamiento exitoso incluirá movimientos realizados en varias posiciones diferentes.

El puntaje de los Lectores
[Total: 1 Promedio: 1]

Deja tu Respuesta