Los Beneficios del Entrenamiento Unilateral de Piernas

0

En comparación con el ejercicio de entrenamiento bilateral de piernas, entrenar a una sola pierna a la vez ofrece varias ventajas.

El entrenamiento unilateral, es decir realizar el ejercicio de a un miembro a la vez, permite centrarse en los músculos específicos y desarrollarlos sin interferencias del otro miembro.

Quienes practican deportes de equipo requieren esfuerzos explosivos y a menudo usan este tipo de entrenamiento para mejorar la fuerza de sus músculos estabilizadores, reducir los desequilibrios y aumentar el poder en los movimientos que soliciten ambas piernas.

Veamos a continuación las ventajas del entrenamiento unilateral y por qué puede resultarnos útil en nuestros entrenamientos en el gimnasio.

Se consigue una mejor simetría

El entrenamiento unilateral es perfecto para corregir el desequilibrio muscular y promover la simetría. Es algo común que exista cierta disparidad, especialmente en las piernas.

simetria de las piernas

De hecho entrenar ambas piernas al mismo tiempo favorece el desequilibrio hacia el lado más fuerte ya que este debe gestionar un mayor porcentaje de la carga a medida que la parte débil se cansa, haciendo que la diferencia en el tamaño y la fuerza entre cada pierna sea cada vez más notoria.

Los ejercicios unilaterales permiten reducir la brecha entre el lado dominante y lado no dominante.

Un Shock al músculo

Cada vez que nos encontramos con una nueva manera de estimular el músculo, tenemos que sacar provecho de ella.

El entrenamiento unilateral de piernas altera el modo en que se realiza la sobrecarga muscular, lo que nos obliga a trabajar de manera diferente para equilibrarla.

¿Qué significa esto exactamente? Bueno, vuelvan a sus primeros meses de entrenamiento en el gimnasio ¿recuerdan que sus movimientos eran poco coordinados? Así y todo eso no les impedía lograr un progreso increíble en el desarrollo de fuerza y volumen.

El entrenamiento unilateral de piernas permite una mejor contracción

Encontrarán que es mucho más fácil centrarse y visualizar la actividad muscular sobre una sola pierna. El resultado es una mejor “sensación” en el movimiento y a su vez la contracción muscular es más completa.

contraccion muscular una sola pierna

De hecho, las investigaciones demuestran que, en comparación con realizar un ejercicio bilateral (ambos lados), las fuerzas de contracción son mayores cuando el ejercicio se realiza en forma unilateral.

El Shock a los músculos, es precisamente esto, someterlos a nuevos estímulos que les permitan desencadenar una nueva fase de desarrollo.

Permite aumentar el reclutamiento muscular

Los ejercicios unilaterales requieren más apoyo y equilibrio, por lo que hay una mayor implicación de los músculos estabilizadores cuyo desarrollo contribuye a lograr una mayor resistencia global para el grupo muscular entrenado.

Esto no lo verán de inmediato, pero se sentirán gratamente sorprendidos cuando reanuden el entrenamiento bilateral y se encuentren con que ahora pueden levantar cargas mucho más pesadas.

Una herramienta eficaz para casos de lesión

La lesión es una consecuencia común ene l entrenamiento y a menudo hace que tengamos que pasar un tiempo largo alejados del entrenamiento con pesas. El trabajo unilateral es útil en caso de lesión de una pierna, ya que se puede seguir entrenando a la otra.

entrenar una sola pierna

Si bien esto puede aumentar esa asimetría de la que hablamos antes, las adaptaciones neurofisiológicas pueden ser transferidas a músculos no ejercitados del músculo opuesto, dando como resultado una curación más rápida.

Permite un leve aumento en el gasto calórico

Al prolongar el tiempo de ejercicio por hacerlo de a un lado a la vez, se queman más calorías.

Como una pierna puede descansar mientras la otra entrena, tendrá menos tiempo de recuperación entre cada serie. Cada miembro puede descansar lo suficiente pero el sistema cardiovascular descansará menos.

Si bien no hay que esperar grandes progresos sobre la condición aeróbica, si se va a aumentar el gasto calórico.

Conclusión

Anímense! Durante cuatro semanas, prueben realizar ejercicios con una pierna en lugar de la versión bilateral de: sentadillas, prensa de piernas, curl femoral y extensión de piernas. Al reanudar la rutina habitual, las piernas estarán más fuertes y más potentes que nunca!

 

El puntaje de los Lectores
[Total: 2 Promedio: 3]

Deja tu Respuesta