¿Por qué NO deberías usar un cinturón de entrenamiento?

Ingresen a cualquier gimnasio y verán a muchos fisicoculturistas que prefieren hacer uso del cinturón o faja de entrenamiento, mientras que otro grupo prefieren entrenar sin hacer uso de este.

Esto nos lleva a pensar… ¿Debemos usar una faja o cinturón de entrenamiento desde el principio hasta el final de mi sesión o sólo para ciertos ejercicios? ¿Es aconsejable el uso del cinturón de entrenamiento?

1

¿PARA QUÉ SIRVE USAR UN CINTURÓN DE ENTRENAMIENTO?

Al ver muchos culturistas usando cinturones de entrenamiento, muchos principiantes creen que también deben usar uno, pero no tienen la más mínima idea de cómo o por qué utilizarlo.

¿Qué debemos tener en cuenta? Además del desarrollo de masa muscular, la prevención de lesiones es una prioridad importante para todos los practicantes del culturismo.

El uso de un cinturón aumenta la presión intra-abdominal mediante la compresión del abdomen.

Este aumento de presión proporciona una mayor estabilidad a la columna vertebral y a la zona lumbar, lo que se traduce en una reducción de posibles lesiones incluso cuando se trabaja con cargas pesadas.

Ante esto, uno podría concluir que es beneficiosos usar constantemente un cinturón, pero déjame decirte que este tema no es tan simples como parece.

Los músculos abdominales y, en menor medida, los músculos de la espalda, forman un cinturón natural alrededor de la región media del cuerpo.

Como mencioné antes, cuando se contraen estos músculos, comprimen la parte inferior del torso, lo que aumenta la presión intra-abdominal y la estabilidad de la columna vertebral.

Pero si esta área del cuerpo estuviese correctamente desarrollada, prácticamente se eliminaría la necesidad de usar un refuerzo, excepto durante ejercicios en donde se va a levantar cargas máximas o que pueda involucrar la compresión de la columna vertebral (como las sentadillas con mucha carga).

2

USAR UN CINTURÓN DE ENTRENAMIENTO EN FORMA INADECUADA PUEDE RESULTAR PERJUDICIAL

El problema es que si constantemente llevamos un cinturón o faja, el cuerpo aprende a confiar en este accesorio en lugar de usar los músculos para estabilizar la columna vertebral durante el ejercicio.

Diferentes investigaciones han demostrado que la fuerza ejercida por los músculos en la zona baja del abdomen y en la zona lumbar disminuye a medida que aumentamos la presión aplicada por un cinturón de peso.

Si abusamos de este cinturón de entrenamiento, los músculos abdominales pueden no estar adecuadamente preparados para proporcionar el mantenimiento adecuado la próxima vez que lo necesitemos (al no usar el cinturón).

¿Resultado? Tendremos un pobre desarrollo muscular en la zona abdominal lo que aumentará el posible riesgo de lesiones en la zona lumbar.

Si tienes una lesión en la espalda o un abdomen débil, consulta a un profesional antes de levantar cargas pesadas.

A medida que tu torso se vuelva más fuerte, podrás ir reduciendo el uso de la faja. Una vez que tu abdomen esté bien desarrollado, tendrás una faja de seguridad permanente y totalmente compuesta de músculos, a esto debes apuntar.

El puntaje de los Lectores
[Total: 12 Promedio: 3.3]

Leave A Reply