Consejos de Entrenamiento para los Músculos Lumbares

0

Sin lugar a dudas entrenar la espalda es una de las rutinas más duras. Debido a la amplia superficie posterior del tronco y la gran cantidad de músculos que intervienen, es conveniente adoptar diversas posiciones y ejercicios para entrenar desde la parte superior hacia debajo de la espalda.

El problema es que la baja de la espalda (la región lumbar en este caso) se suele ignorar con demasiada frecuencia.

Es cierto que no hay tanto ejercicios para tratar de reforzar la zona lumbar contrario a lo que sucede con los abdominales o brazos, sin embargo, este grupo muscular es demasiado importante ser dejado de lado. Por eso debemos saber como entrenar los espinales!

Entrenar los músculos lumbares nos permite levantar más peso

En primer lugar, hay una serie de ejercicios (como las sentadillas con barra, el peso muerto y ciertas elevaciones) en donde es esencial tener un buen desarrollo de la espalda baja debido a que estos músculos se contraen isométricamente a mantener el torso erguido.

Si el objetivo es generar más y más masa aumentando gradualmente el peso de los ejercicios, no se pueden permitir que algún eslabón quede débil.

Se pueden evitar lesiones con el desarrollo de los músculos lumbares

Por otra parte, también existe el riesgo de lesiones. Cuando ejercitamos los bíceps y tríceps con el fin de obtener brazos muscularmente equilibrados, nos enfocamos en músculos antagonistas, es decir que uno se contrae para levantar la carga mientras que el otro se flexiona en ese momento.

El trabajo del bíceps fortalece el tejido conectivo alrededor de la articulación del codo; mientras que el trabajo del tríceps lo hace sobre la porción contraria.

hombre entrenando lumbares

Mediante el fortalecimiento de la estructura de soporte de una articulación en todo el conjunto, se logra una estructura más sólida y menos propensa a las lesiones. Misma lógica aplica a los cuádriceps y los isquiotibiales.

¿Y qué pasa con los abdominales? ¿Sera malo depositar más energía y atención sobre sus antagonistas, es decir los músculos lumbares? La respuesta es obvia, hay que centrarse en desarrollar esta zona!

Hay que enfocarse en la espalda baja

Si bien es cierto que en ejercicios tales como las sentadillas, donde la espalda baja actua de manera indirecta y en un rango de movimiento limitado, es necesario buscar activamente los músculos profundos que son los extensores de la columna en una amplitud total.

Es necesario incorporar más ejercicios destinados exclusivamente al entrenamiento de los lumbares, no son muchos pero cierta variedad que pueden aplicar con éxito. Pueden buscar algunos ejercicios para lumbares en nuestra sección de ejercicios.

La importancia de la técnica en los ejercicios para a espalda baja

Es fundamental tener en cuenta utilizar una técnica perfecta al hacer ejercicios para la espalda baja.

Para trabajar realmente los músculos extensores de la columna vertebral, en realidad es preferible redondear la cadera un poco hacia atrás cuando se flexiona el busto a la cintura; si se mantiene la espalda arqueada durante estos ejercicios, esencialmente se reclutan glúteos y los isquiotibiales, no la espalda baja.

Hagan series ligeramente más largas (10-20 repeticiones) con una carga ligera o simplemente con el peso corporal. Asegúrense de dejar los ejercicios para la espalda baja al final de su sesión, y preferiblemente 48 horas antes de entrenar las piernas.

Ciertamente, nadie puede maravillarse con unos músculos espinales increíbles cuando llegas a la playa, pero seamos inteligentes y el efecto del entrenamiento, a la larga, lo veremos en los músculos de las piernas, la espalda y los hombros.

El puntaje de los Lectores
[Total: 3 Promedio: 2]

Deja tu Respuesta