El Compañero de Entrenamiento ¿Cómo pedir u ofrecer ayuda?

Si ya has pasado algún tiempo en un gimnasio, hay una buena probabilidad de que hayas asistido a algún compañero, o bien que tú le hayas pedido a algún compañero que te asista.

Y esto está muy bien hecho, pues hay ciertos ejercicios de musculación que en un determinado de nivel de carga ya se vuelven peligrosos para la propia seguridad o la de un camarada.

Imagínense estando en un gimnasio en el cual no hay ningún buen compañero que los asista al realizar el press de banco con una carga considerable.

Puede suceder que durante la última repetición pierdas el apoyo termines dejando caer uno de los lados al suelo, tal cual muestra la imagen más abajo.

No sólo has ofrecido un espectáculo frente a todos, que en definitiva eso sería lo menos grave, sino que puedes hacerle un grave daño a tu propio cuerpo, por una situación que en realidad se podría haber evitado.

Por eso me gustaría hacer foco en la importancia de ser un buen compañero en el gimnasio… para lograrlo veamos las directrices que todo asistente de entrenamiento debería conocer al dar o recibir soporte por parte de un colega.

1

¿QUÉ SIGNIFICA "AYUDAR" A ALGUIEN EN EL GIMNASIO?

entrenamiento negativo con compañero

Simplemente se trata de acompañar a alguien durante un ejercicio, para garantizar su seguridad y permitir así la correcta técnica al levantar o empujar una carga de peso más grande, en comparación a que si estuviese solo.

2

DIRECTRICES PARA SER UN BUEN COMPAÑERO DE PESAS

Para ser, o pedir un buen asistente, aquí te dejo algunos consejos que te ayudarán en esta misión, haré mucho hincapié en el press de banco como ejercicio típico en donde se requiere ayuda pero esto aplica a todo la amplia gama de ejercicios de gimnasio.

press de banca sin compañero

PIDE POR FAVOR!

Siempre con respeto, pide a alguien que te asista en casos de necesidad para asegurarte así de recibir una buena respuesta de la otra persona. Es uno de los fundamentos de la comunicación, de este modo lograremos un buen acuerdo con el asistente.

Debes ser claro en lo que esperas de tu ejercicio y cuántas series y repeticiones vas a realizar.

INTERVENIR SOLO CUANDO SEA NECESARIO

Cuando te piden ayuda, no significa que debes hacer el ejercicio en lugar de tu compañero de gimnasio. Si alguien tiene problemas con la barra y esta se mueve lentamente, no lo ayudes a elevarla, si el ejercicio se desarrolla normalmente.

Si la persona tiene dificultad y la barra se cuelga o cae porque terminó ganando la gravedad, ahí si es donde tenemos que intervenir, solo hay que acompañar el movimiento para estar atento a esta situación o indicaciones del colega.

compañero de entrenamiento

NO ES NECESARIO USAR TODA TU FUERZA

Cuando ayudes a un compañero a realizar el press de banco, aplica la fuerza apropiada para la situación. En general, se trata de proporcionar un mínimo esfuerzo, apenas suficiente para elevar y acomodar la barra.

Esto, como dijimos antes, a menos que la barra tienda a caer bruscamente o el practicante llegue al punto de fallo total. En este caso, es imprescindible el uso de toda nuestra fuerza para reposar la barra en su soporte seguridad.

ACLARA CUANDO NECESITARAS AYUDA

Si eres tú el que estás en el banco de entrenamiento, es probable que necesites ayuda para hacer descansar la barra sobre su soporte al finalizar la serie.

De nuevo, esto es especialmente importante cuando se llega al fracaso muscular, y muchos accidentes ocurren cuando los brazos se vencen al intentar colocar la barra en reposo.

Así que debes pedir que tu compañero esté preparado para intervenir en esta parte del ejercicio.

ACERCA DE LA TÉCNICA

Los diferentes ejercicios requieren diferentes estrategias desde el punto de vista del asistente.

En cuanto al press de banco (y muchos otros ejercicios), se debe mantener las manos cerca de la barra, pero sin tocarla hasta que sea necesario.

Es bueno adoptar un agarre mixto, con una mano debajo de la barra y otro en la parte superior proporcionando así la máxima resistencia posible para levantar la barra si es necesario.

Para hacer un acompañamiento en ejercicios como la sentadilla, asegúrate de que acudes a alguien con un buen dominio de la técnica.

compañera de gimnasio

PRESTAR ATENCIÓN

Cuando alguien te pregunta si puedes ayudarlo en mantener la seguridad de la ejecución del ejercicio. Este no es el momento para dar un vistazo al gimnasio o ver tu teléfono móvil. Por favor, ten cuidado!

Una serie en la que parece estar "la situación dominada" puede rápidamente volverse un desastre, y tú eres el encargado de mantener la seguridad de tu compañero y hacer frente a evitar cualquier posible lesión grave.

REALIZAR UN PRESS DE BANCA SOLOS ¿ES PELIGROSO?

La presencia de un compañero es esencial al hacer este ejercicio de pecho cuando se usa grandes cargas.

En caso de fallar el músculo, puedes resultar lastimado o peor, si el peso es muy elevado puedes llegar lastimar tu cuerpo gravemente.

Si nadie puede asegurarte una correcta ejecución del ejercicio y en condiciones seguras, puedes probar a realizarlo con una barra guiada con máquina Smith o bien hacerlo con mancuernas.

El puntaje de los Lectores
[Total: 3 Promedio: 5]

Deja tu respuesta