¿Cómo prevenir y recuperarse de un desgarro muscular?

¿Has sufrido un desgarro muscular? ¿No sabes que hacer para curarte? ¿O quizás quieres prevenir el sufrir una lesión de este tipo? No hay problema este es artículo que debes leer.

Pero antes que nada déjame recordarte que ya he hablado sobre la lesiones en el mundo del deporte e incluso toque el tema de los desgarros musculares, más que nada enfocándonos en que son y porqué se producen, así que si lo deseas puedes hacer clic en alguno de los link para reforzar conocimientos sobre el tema.

En fin, no nos vayamos de tema, y enfoquémonos ahora en hablar sobre este tema tan preocupante para muchos atletas.

¿Cómo prevenir y recuperarse de los desgarros musculares que tanto pueden a afectar a los atletas de cualquier deporte?

1

¿CÓMO RECUPERARSE DE UN DESGARRO MUSCULAR?

Después de tener un desgarro muscular, lo primero que debes hacer es detener la actividad que causó esta lesión y segundo consultar en forma urgente con un médico especialista.

Dependiendo de la gravedad, al principio es posible que puedas llegar a soportar el dolor del músculo desgarrado, pero continuar con la actividad en esa situación es lo más contraproducente que pueden realizar para tu cuerpo.

En este caso trata de poner un poco de hielo para reducir la hinchazón.

lesion en el gimnasio

Puedes probar mantener una compresa de hielo en el músculo lesionado durante 1 a 2 horas al día hasta que sientas una considerable disminución de la hinchazón.

Es importante comprender que hoy en día no existe ninguna fórmula secreta o mágica para curar un desgarro muscular en forma espontánea. El principal factor es el tiempo.

El músculo necesitará de un tiempo de recuperación suficiente para sanar; sin embargo no te olvides de comenzar mover las articulaciones y los músculos tan pronto como sea posible luego de tener el alta médica, esto te ayudará a evitar la rigidez, la atrofia y la debilidad muscular.

2

¿CÓMO PREVENIR EL DESGARRO MUSCULAR?

O mejor dicho… ¿Cómo reducir las posibilidades de lesión antes que esta suceda?

El desgarro muscular, como ya hemos visto, puede ocurrir cuando los músculos no están debidamente precalentados. Por ende el precalentamiento es una de las principales formas de reducir la posibilidad de sufrir un desgarro.

De hecho, los estudios demuestran que un músculo que ha entrado en calor tiene mucha menos probabilidad de sufrir un desgarro muscular.

Y si estas realizando un deporte de alta potencia como ser fútbol, rugby o un sprint de atletismo, este es un factor esencial para prevenir los desgarros.

En el caso del entrenamiento de fuerza, ya sabemos que si queremos desarrollar nuestros músculos debemos levantar cada vez más peso; pero la clave aquí está en aumentar ese peso en forma paulatina y con una reducción en el número de repeticiones para que así nuestro cuerpo pueda acomodarse para manejar el levantamiento de mayor peso.

Al poner más tensión de la que el músculo puede soportar harás que con el tiempo termines sufriendo las consecuencias.

Por último, si estás sintiendo que tu cuerpo está en baja forma, no intentes levantar cargas pesadas o realizar deportes de alto impacto sin tomar los recaudos mencionados, centrándote un poco más de lo habitual en este aspecto!

El puntaje de los Lectores
[Total: 5 Promedio: 3]

Leave A Reply