¿Sirve el entrenamiento de fuerza para tratar la fibromialgia?

Si has llegado hasta aquí, es porque o padeces de fibromialgia, tienes algún conocido que la padece o bien te gustaría aprender un poco más sobre el tema. Por esta razón, el artículo va a tratar desde los puntos más básicos para que todos podamos aprender a hacerle frente a la fibromialgia con el entrenamiento físico.

Si tienes fibromialgia, es cierto que el ejercicio puede ser doloroso, especialmente en los músculos blandos y articulaciones, pero el ejercicio es en realidad uno de los tratamientos más beneficiosos para los síntomas de la fibromialgia.

Se ha demostrado que el ejercicio de cualquier tipo puede ayudar a disminuir el dolor, fortalecer los músculos y hacer tu vida cotidiana un poco más fácil. Y en particular, el entrenamiento de fuerza, ha estado recibiendo mucha atención de los pacientes de fibromialgia. (Aquí puedes leer algunos estudios al respecto; 1, 2)

Pero antes de meternos de lleno en el tema, expliquémosle a los que no saben, que es la fibromialgia.

1

¿QUÉ ES LA FIBROMIALGIA?

A continuación te dejo con la definición extraída de MedlinePlus:

La fibromialgia es una condición que causa dolor en los músculos y cansancio. Las personas que sufren esta condición sienten "puntos sensibles" en el cuerpo. Estos puntos se encuentran en el cuello, hombros, espalda, cadera, brazos y piernas. Estos puntos duelen cuando se los presiona.

  • Dificultad para dormir.
  • Rigidez en los músculos por la mañana.
  • Dolores de cabeza.
  • Períodos menstruales dolorosos.
  • Adormecimiento de las manos y pies.
  • Problemas con el pensamiento y la memoria, algunas veces llamados "lagunas".

Nadie conoce la causa de la fibromialgia. Cualquiera puede tenerla, pero es más común en las mujeres de mediana edad. Las personas con artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes tienen mayores probabilidades de desarrollar fibromialgia. No existe una cura, pero las medicinas pueden ayudar a controlar los síntomas.

Fibromialgia – MedlinePlus

2

¿QUÉ ES EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA?

Ya vimos lo que es la fibromialgia a grandes rasgos. Pero es importante también definir correctamente qué es el entrenamiento de fuerza, no?

El entrenamiento de la fuerza es un tipo de ejercicio que implica usar tus músculos para levantar peso extra por decirlo de algún modo.

Con el tiempo, y gracias a elevar cada vez más de peso en forma progresiva, iremos desarrollando fuerza y resistencia.

El entrenamiento de la fuerza se hace típicamente con pesas libres (como barras y mancuernas) o en diferentes equipos de entrenamiento en el gimnasio diseñados exclusivamente para apuntar áreas específicas del cuerpo.

3

LA FIBROMIALGIA Y EL ENTRENAMIENTO DE FUERZA

Hay tres pasos importantes a tomar antes de comenzar un programa de ejercicios.

En primer lugar, es importante contar con un informe y aprobación del médico. Si bien el ejercicio tiene muchos beneficios físicos, emocionales y sociales, puede haber problemas de salud que necesitan ser abordados de algún modo en particular antes de comenzar una rutina de ejercicios.

Por tu condición, tu médico puede ayudarte a tomar la decisión correcta en caso de que no puedas entrenar con pesas. Haciendo que redirijas a otra disciplina o bien recomendándote que te mantengas alejado de ciertas formas de ejercicios.

fibromialgia

En segundo lugar, un programa de ejercicios es más eficaz cuando se hace de manera consistente. Decide qué vas a hacer para mantenerte enfocado en hacer ejercicio y dónde lo harás.

Si un ejercicio no es agradable o conveniente, probablemente no lo harás regularmente. Sigue una rutina básica, u obtén la ayuda de un fisiólogo, fisioterapeuta, médico, enfermera para formular tu programa de ejercicios.

Por último, debes anticipar que puede ser un poco doloroso o incómodo al principio, especialmente si no has estado físicamente activo en los últimos meses.

Sin embargo, no deberías sufrir mucho dolor. Si llegas a experimentar dolor severo, entonces probablemente has hecho demasiado o comenzaste demasiado rápido.

Escucha a tu cuerpo y aprender a saber la diferencia entre el propio dolor causado por la fibromialgia, el dolor de haber entrenado los músculos en exceso, y el dolor agudo de una lesión; estos son diferentes.

4

CONCLUSIÓN

Si bien la fibromialgia puede ser extremadamente dolorosa, es importante recordar que no está dañando los músculos y las articulaciones cuando te entrenas adecuadamente.

Haz un correcto análisis, junto con tu médico y entrenador, acerca de cuánto ejercicio necesitas y tomate un tiempo para aprender las bases del entrenamiento de fuerza, esto es esencial para una gestión exitosa.

El puntaje de los Lectores
[Total: 3 Promedio: 4]

2 comentarios

  1. Rolando Andretto en

    Me gustó, muy cierto, si entreno todos los días el dolor disminuye mucho y llevo una vida prácticamente normal, aunque con antidepresivos. También, con los cuidados adecuados alivia la escoliosis

Deja tu respuesta