La importancia de pasar de un estado catabólico a uno anabólico para ganar masa muscular

0

En el mundo del culturismo, la palabra más temida es “catabolismo”, que se refiere al estado en el que el tejido muscular se descompone debido a la ruptura de moléculas complejas en otras más pequeñas. Por el otro lado, el estado anabólico, es todo lo contrario, hace referencia a la descomposición de los alimentos y nutrientes en el cuerpo, los cuales más tarde tendrán la capacidad de intervenir en el proceso de crecimiento del tejido muscular y aumentar así el tamaño corporal.

Del estado catabólico al anabólico

El concepto de proceso catabólico puede definirse como aquel que sucede cuando los nutrientes entran a nuestro cuerpo y comienzan el proceso de digestión mediante la transformación de los nutrientes más grandes en otros más pequeños. Cuando las partículas de alimentos se descomponen en nutrientes más pequeños, se libera energía mediante el proceso de oxidación. Esta energía liberada ayuda a mantener la actividad muscular adecuada; en realidad todo el proceso de oxidación durante el catabolismo conduce a sintetizar nuevos bloques químicos de ATP (trifosfato de adenosina). Y es de estas moléculas de ATP es de donde se alimentan las células para ayudarlas a transferir la energía producida en el proceso catabólico a un proceso anabólico.

Como ejemplo de catabolismo, los entrenamientos intensos son un ejemplo claro. De hecho, cuando ustedes aumentan su volumen de entrenamiento a un nivel en que su cuerpo no está acostumbrado, causará el desgaste del tejido muscular, saturando ese tejido con sangre rica en nutrientes. En ese caso, el cuerpo utiliza los nutrientes proporcionados por la sangre degradándolos para obtener energía. La mayor parte de tiempo nuestro cuerpo utiliza el glucógeno (forma de almacenar los hidratos de carbono) y las grasas del cuerpo almacenadas para la obtención de energía aunque también se pierde agua cuando se suda y varias vitaminas y minerales. Por lo tanto, podemos decir que nuestro cuerpo está en un estado de catabolismo durante todo ese nivel de entrenamiento. Incluso nuestro cuerpo va a permanecer en ese estado catabólico hasta que lo provean de alimentos y nutrientes a través de una dieta adecuada y tengan suficiente tiempo de descanso.

De esta manera ustedes deben incorporar suficiente comida para la recuperación y que nuestro cuerpo pueda captar los nutrientes suficientes para reemplazar lo que se perdió, logrando así la reconstrucción del tejido muscular para que este pueda volver a crecer más grande y más fuerte mientras uno descansa. Por lo tanto, debemos llevar la transformación de nuestro cuerpo desde un estado catabólico a un estado anabólico. Sin embargo, si esas reservas de nutrientes no se reponen después de un entrenamiento, entonces no se puede maximizar las ganancias que podríamos haber logrado. En pocas palabras, no se le ha proporcionado a nuestro cuerpo las herramientas necesarias para reparar el tejido roto.

En resumen y para no marearlos, sin la ingesta nutricional adecuada y sin suficiente tiempo de descanso el proceso natural de crecimiento y reparación de tejidos no tendrá lugar y su cuerpo va a permanecer en un estado catabólico lo cual, si se mantiene durante un largo período, es peligroso para nuestro cuerpo, su salud y la eficiencia de entrenamiento.

El puntaje de los Lectores
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja tu Respuesta